Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Información

Los atomizadores son vehículos de arrastre compuestos por mecanismos motorizados que pulverizan el líquido almacenado. Gracias a esa pulverización, se consigue un mejor aprovechamiento del producto y un eficaz abonado de plantaciones agrícolas.

Características

- Sulfatador y abonador: La función principal de los atomizadores es la de abonar y sulfatar, mediante la aspersión de productos químicos, plantaciones agrícolas. En este caso, la capacidad del atomizador influye en el tamaño del terreno. Cuantos más litros pueda albergar el depósito más hectáreas de plantación se podrán recorrer. Son ideales para eliminar los parásitos que afectan a la calidad de las plantaciones.

- Transporte: Aunque su función principal es la de abonar y sulfatar de manera instantánea, también pueden transportar productos líquidos de un lugar a otro.

- Solidez y resistencia: Sus dimensiones y reforzamientos con fibra de vidrio hacen de este depósito un tanque muy sólido y resistente.

- Ligero: A pesar de tener grandes dimensiones, los atomizadores están fabricadas con materiales no muy pesados para evitar el deterioro del chasis sobre el que se superpone el peso.

Usos comunes

- Depósito para almacenamiento de productos químicos
- Depósito para el transporte de fertilizantes
- Depósito para almacenamiento de productos desparasitadores

Cualidades y ventajas

- Alta resistencia a la corrosión (Fabricada con resinas antiácidas)
- Alta resistencia a las variaciones de temperatura propias de los cambios estacionales
- Aptos para abonar y sulfatar en movimiento plantaciones agrícolas